Tag: travel

La historia detrás de La Alhambra

España es uno de los primeros destinos que los turistas escogen cuando viajan a Europa debido a sus increíbles monumentos, el arte, su gastronomía y la receptividad de su pueblo. Uno de los destinos turísticos más atractivos para los visitantes es La Alhambra, una ciudad situada en Granada, en la comunidad autónoma de Andalucía. Hoy, te invitamos a escuchar qué interesante historia se esconde detrás esta hermosa ciudadela repleta de jardines y palacios.

El nombre Alhambra viene del árabe y significa “castillo rojo“. El lugar está levantado en una colina llamada Sabika, que es uno de los lugares más altos de toda la ciudad de Granada, mientras los moros -musulmanes del norte de África- reclamaban esta parte de España en el siglo XIII. Se dice que el monarca Muhammed Al-Ahmar, primer rey del Reino de Granada, se instaló en el lugar y comenzó a crecer el esplendor de la ciudad que aún hoy podemos observar. Durante su mandato, Mujammed Al-Ahmar ordenó la restauración y expansión del antiguo fortín y así lo hicieron sus descendientes, con lo que resultó una ciudad con las más grandes características exponentes del arte andaluz, mezcla de las culturas árabe y española.

Con la llegada de los españoles a América, La Alhambra comenzó a tomar características cristianas y nuevos cambios se aproximaron. Vinieron nuevas reformas al lugar y en los siglos XVIII y XIX fue cayendo poco a poco en el olvido, incluso con la aparición de bares y mucha violencia. Finalmente, fue víctima de la invasión napoleónica, con la que se convirtió en un cuartel militar. Ya en el año 1870, se convirtió en patrimonio nacional y diversos artistas, conservadores, ingenieros y otros especialistas se tomaron la tarea de revivir y recuperar la antigua majestuosidad de La Alhambra.

Todo el lugar envuelve al visitante con una vibra mágica acompañada de inquietantes mitos árabes e historias de fantasmas de antaño, todo como proveniente de un antiguo libro de historias traído a la vida.

 

Share
Share with your friends










Submit

La fiesta de La Guelaguetza

La fiesta de La Guelaguetza también recibe el nombre popular de “Los lunes del cerro” y es una celebración típica del estado de Oaxaca repleta de bailes, música, cantos, gastronomía y más, donde se evidencia la gran diversidad cultural y muy pintoresca de ese estado mexicano. En nuestro podcast de hoy, descubrirás interesantes datos del origen de esta famosa fiesta mexicana y su manera de celebrarla a todo color y ritmo.

Como muchísimas de las palabras originadas en lenguas indígenas, la palabra ‘guelaguetza’ tiene un lindo significado con una gran carga cultural. Se dice que proviene del zapoteco “guendalizaa’, cuyo significado literal es ‘cooperar’, sin embargo, los oaxaqueños identifican esta palabra con el sentimiento de amor y hermandad hacia el prójimo.

La Guelaguetza es una celebración proveniente de la mezcla de la celebración prehispánica de la diosa del maíz, Centéotl, y la fiesta de Corpus Christi. Debido a esto, se evidencia la herencia de ambos mundos en la gastronomía típica de esta fiesta, la elección de una mujer que representará a la diosa del maíz en los desfiles, la presentación de ‘Donají’ -la leyenda sobre la vida y muerte de una princesa zapoteca- y el culto a la Virgen Del Carmen.

La fiesta de La Guelaguetza es celebrada en el estado de Oaxaca, que es uno de los estados mexicanos que conserva más la herencia prehispánica y donde predomina una grandiosa fusión de la cultura española colonial con las tradiciones mexicanas, lo que crea una atractiva gama de colores y manifestaciones folclóricas.

“Los lunes del cerro” se celebra dos lunes siguientes al 16 de julio, y congrega grupos culturales de ocho regiones del estado de Oaxaca, con sus bailes típicos, música y vestimenta tradicional. Obviamente, la comida no puede faltar; platillos como el mole amarillo, quesadillas, mole negro, pan de cazuela, tamales y las enchiladas acompañan la celebración. Igualmente, la celebración incluye competencias deportivas, desfiles por las calles, teatro itinerante, exposiciones artísticas y venta de artesanías, lo que resulta muy atractivo para los habitantes del estado, México y hasta de otros países.

Share
Share with your friends










Submit

El camino del inca

Se trata del camino peatonal más popular de toda América. Es una vía repleta de bosques, llamas y mucha niebla que tiene unos 40 kilómetros. Milenios de historia plasmados en escalones de piedra con impactantes vistas panorámicas. No acaba ahí; al finalizar tan increíble recorrido: la ciudadela de Machu Picchu. Descubre hoy más sobre el camino del inca.

En idioma quechua, el nombre de este camino, Qhapaq Ñan, significa “camino del rey” o “camino del inca”. Este recorrido es uno de los legados de las culturas milenarias pre-incaicas y está compuesto por diversas rutas y caminos que se encontraban conectados al Cusco, capital del Imperio incaico. Estos pasajes peatonales ayudaban a establecer una conexión con los pueblos que fueron sumándose al Imperio inca durante su proceso de expansión, e igualmente, eran un medio de integración política, socioeconómica y cultural. Debido a esta interconexión territorial con localidades más distantes como Tucumán y Quito, los conquistadores españoles aprovecharon su uso durante el sigo XVI para invadir países como Perú, Bolivia, Chile e incluso parte de las pampas argentinas.

Turistas desde muchas partes del mundo se acercan a Perú, no solamente para conocer Machu Picchu, que es una de las Siete nuevas maravillas del mundo, sino para disfrutar de cada paso que se da durante el Camino del inca por cuatro días y tres noches. Para visitar el lugar, hay ciertos requerimientos y permisos que se deben cumplir debido al número de visitas diarias permitido. Los visitantes recorren montañas sobre antiguas escaleras de piedra tallada; en la parte superior de algunas de las montañas más altas, el paisaje ofrece vistas espectaculares de la Cordillera del Vilcanota y atardeceres de ensueño; igualmente, los turistas serán testigos de toda la variedad de micro-climas, fauna como nutrias, zorros, diversas aves muy coloridas, y hasta pumas, todo típico de la región andina. Asimismo, los visitantes no solo apreciarán la riqueza natural del Camino del inca, sino su increíble valor arqueológico con 18 complejos a lo largo del recorrido, compuestos de terrazas agrícolas, santuarios, viviendas y demás pruebas de la existencia de asentamientos humanos milenarios.

Así que, prepara tu mochila y ponte en forma para preparar el cuerpo y el entusiasmo para los mejores meses: junio, julio y agosto, justamente los más fríos y secos, ideales para hacer el recorrido. No olvides estudiar las normas y los requerimientos y evaluar los precios, que varían entre los 400 y 600 dólares.

 

Share
Share with your friends










Submit