Los Amantes de Teruel

Los Amantes de Teruel - Easy Español

En 1555, se descubrieron dos momias enterradas en la Iglesia de San Pedro en la ciudad de Teruel, España, pero recién en 1619, se encuentra un documento titulado “historia de los Amantes de Teruel”, que confirma la identidad de los cuerpos y los hechos que sucedieron en esta ciudad alrededor de 1217.

De acuerdo a este documento, los cuerpos pertenecen a Isabel de Segura y Juan Martínez de Marcilla, dos jóvenes que vivieron una trágica historia de amor.

Juan e Isabel estaban muy enamorados, pero el padre de Isabel, Pedro Segura, quien era un hombre muy rico, no lo aceptaba porque él no tenía dinero. Juan le propuso matrimonio a Isabel y ella le dijo que sí, pero no podía casarse sin la bendición de sus padres. Por ello, el joven le dijo a Isabel que iría trabajar por mar y por tierra y que, en cinco años, volvería lleno de riquezas. Isabel le prometió que lo esperaría.

Durante la ausencia de Juan, el padre de Isabel intentó convencerla una y otra vez para que se casara con otros hombres, pero Isabel insistió en que no se casaría hasta que cumpliera veinte años, fecha que coincidiría con el regreso de Juan.

Pasados los cinco años, Juan no volvió y el padre de Isabel insistió tanto que la joven ya no pudo negarse y terminó casándose con un hombre muy poderoso. Sin embargo, después de la boda, Juan regresó con las riquezas que le había prometido.

Cuando Juan llegó a Teruel, buscó a Isabel y le pidió un beso, pero la joven se negó diciendo que era una mujer casada. Poco después, Juan murió de dolor. Llena de culpa, Isabel decidió besarlo antes de que lo enterrasen y, vestida de luto, se dirigió a la Iglesia de San Pedro. Cuando llegó al funeral, Isabel se acercó al cuerpo de Juan y lo besó en los labios. Al ver esto, las personas que se encontraban en la Iglesia se acercaron a apartar a Isabel del cuerpo, pero descubrieron que ella también había muerto mientras besaba a su amado.

Las familias de los jóvenes decidieron enterrarlos juntos y años después Juan de Ávalos, un famoso escultor español, construyó las famosas estatuas bajo las que descansan los Amantes de Teruel.

Related Post / Leer más!

Share
Share with your friends










Submit