La tecnocumbia: un fenómeno de masas

El estilo musical conocido como tecnocumbia es una variante de la popular cumbia mexicana con características de la tecnobanda, ambos, géneros musicales mexicanos. Alrededor de su existencia, se han generado importantes debates sobre su calidad como expresión de la cultura popular en América Latina. En nuestro podcast de hoy, ahondaremos un poco más sobre sus orígenes, algunas de sus características y su expansión por el continente americano, que bautizan a la tecnocumbia como un fenómeno de masas.

La tecnocumbia, si bien no recibió ese nombre desde su nacimiento en los años 80, surgió de los grupos de cumbia mexicana del centro y sureste de México, y en gran medida de los grupos norteños de las ciudades del Estado de Nuevo León y Coahuila, igualmente, recibió influencias de los sonidos de la cumbia tejana creada al sur de Estados Unidos por músicos de origen mexicano.

En la tecnocumbia derivaron diferentes instrumentos electrónicos como sintetizadores y la batería electrónica, utilizados décadas antes por diversos grupos mexicanos de cumbia, ranchera y música norteña con un giro electrónico. Mucho tiempo pasó sin que este nuevo estilo musical tuviera nombre definido, hasta que se popularizó el tema “Tecnocumbia” de la famosa cantante estadounidense de ascendencia mexicana Selena.

A mediados de la década de los 80 hasta la actualidad, la tecnocumbia incluye una gran carga romántica en sus letras, incluso, muchas de ellas son adaptaciones de populares boleros mexicanos o de cumbias suramericanas. Con respecto a los instrumentos, la tecnocumbia no incluye el güiro ni la guaracha típicos de los grupos de cumbia, pero sí usa el hi hat, la batería y el bajo eléctrico. 

A finales de esta década y comienzos de los 90, en la radio de los estados fronterizos de México se comenzó a hacer muy popular la tecnocumbia, hasta llegar a Guatemala, Belice y El Salvador. El fenómeno popular no se hizo esperar en Paraguay, que adoptó la tecnocumbia gracias a grupos mexicanos, pero con un toque y un ritmo más propio de Paraguay, tanto así, que cambió su nombre a “cachaca“. Igualmente, en Perú, la tecnocumbia se combinó con la música “chicha“, con influencias de la cumbia colombiana.

Más adelante, en el año 1994, la tecnocumbia comienza a popularizarse en Ecuador, y rápidamente adoptó ritmos folklóricos más propios de ese país, con lo que resultaron el famoso tecnopaseíto, tecnopasacalle, entre otros, interesantes fusiones importadas por migrantes ecuatorianos en Estados Unidos y el mundo. Finalmente, la tecnocumbia llega a Argentina y a Chile; en el primer país se asimiló este ritmo en conjunto con la cumbia peruana en los barrios marginales de Buenos Aires, dándole nacimiento a la cumbia villera, que tiene notas de la tecnocumbia mexicana; mientras tanto, en Chile, la tecnocumbia toma el nombre de “Sound”, algo más tropical con influencia de la tecnocumbia argentina y mexicana con ritmos más rápidos para llegar a los oídos de un público más joven.

La tecnocumbia, sin discusión, logró posicionarse como una expresión de la cultura latinoamericana manifestada como resultado de intercambio de elementos tradicionales y modernos locales y regionales que llega a oídos de amplios sectores de la población de los más diversos estratos sociales.

Escucha un poco de este género musical en el siguiente video:

Related Post / Leer más!

Share
Share with your friends










Submit