Skip links

El comparativo

El comparativo se usa para hacer una comparación entre dos personas, cosas o lugares.

El comparativo más + adjetivo + que (o, menos + adjetivo + que) es el comparativo de mayor uso:

  • Este vestido es más caro que el otro.
  • Estos zapatos son menos caros que esos.
  • Este supermercado es más grande que aquél.

El comparativo más de se usa en frases afirmativas que indican una cantidad numérica:

  • La mujer vende más de dos cajas de tomate en el mercado.
  • Yo he comido más de cinco veces en este restaurante.

Si la frase es negativa, se usa más que y lleva el sentido de ‘exactamente’ o ‘solamente’:

  • La sopa no tiene más que vegetales.
  • No hay más que un huevo en el refrigerador.

El comparativo tanto + sustantivo + como se usa para indicar igualdad en una frase afirmativa, desigualdad en una frase negativa.

  • Luis come dos panes; Juan come dos panes. –> Juan come tantos panes como Luis.
  • Tú tienes seis pares de zapatos negros; yo tengo seis pares de zapatos negros también. –> Yo no tengo tantos pares de zapatos como tú.

El comparativo tan + adjetivo/adverbio + como también indica igualdad o desigualdad:

  • Este supermercado es tan bueno como el mercado.
  • Esta blusa no es tan colorida como ésa.
  • El vendedor no habla español tan bien como el comprador.

Algunos comparativos tienen forma especial:

  • Más bueno –> mejor
  • Más malo –> peor
  • Más grande –> mayor
  • Más pequeño –> menor
  • Estas naranjas son mejores que ésas.
  • Las verduras de ese supermercado son peores que los de éste.
  • El camarero es mayor que el dueño del restaurante.
  • El precio que tú pagas por este producto es menor que el verdadero costo.

Send this to a friend