Call Now
212.213.0648
  • Facebook
  • Youtube
  • Twitter
  • Meetup



El quechua


             Mate (mati)

Si te interesa la cultura latina, en especial la de sus pueblos originarios, posiblemente hayas oído hablar sobre el quechua. Estrictamente, el quechua (o quichua) es una familia de lenguas concentrada en los Andes centrales. El quechua era la lengua predominante del imperio inca y se hablaba en dos variantes: la casta gobernante hablaba inca simi, que algunos estudiosos creen fuera una lengua secreta, y el pueblo hablaba runa simi o "lengua popular". Desde el siglo XVI en adelante el nombre tribal quechua se usó para designar la runa simi.
Durante el gobierno del Pachacutec los incas extendieron sus dominios y el l quechua supo afianzarse como la lengua del nuevo imperio inca. A medida que el imperio se expandía, más y más comunidades aborígenes se vieron obligadas a aprender a hablar quechua para poder integrarse a la vida comercial del Estado incaico.

El quechua, la lengua general, como la llaman los cronistas, se prestaba maravillosamente al papel civilizador que le estaba confiado, porque es muy rica y sumamente armoniosa: dispone de un gran número de afijos que, al modificar el sentido de las raíces verbales, permiten expresar todos los matices del pensamiento, hasta las ideas más abstractas, y se presta a un ritmo muy particular por medio de un cambio simétrico de las vocales. Para extender su uso, el inca Pachacutec ordenó que se enviasen maestros a cada provincia del imperio y decidió que ninguna dignidad sería conferida al que no hablase quechua.

Con la llegada de los conquistadores el gran imperio inca sucumbió. Sin embargo, el quechua sobrevivió a la conquista española, que de hecho influyó en algunas de sus características. Por ejemplo, hay una teoría que dice que la fuerte tendencia del quechua al uso de diminutivos se debe a que dichos sufijos les permitían a los aborígenes subyugados demostrar respeto a sus amos españoles.                                                         La importancia y difusión del quechua han sido tales que muchos de sus vocablos se han incorporado al español -he incluso al idioma inglés-. En efecto, muchos de estos quechuismos continúan empleándose en el día a día de las personas latinoamericanas. Entre ellos, podemos mencionar palabras como ‘carpa’ (del quechua karpa), ‘choclo’ (chuqllu), ‘pampa’ (pampa), ‘mate’ (mati), ‘quinina’ (kinakina) y ‘puma’ (puma).
En la actualidad, el quechua cuenta con alrededor de 10 millones de hablantes, distribuidos principalmente entre Ecuador, Perú, Bolivia y ciertas regiones andinas de Argentina (Jujuy, Salta y Santiago del Estero), Colombia (Nariño y Putumayo) y Chile (El Loa).

El contacto entre el quechua y el español en las llamadas zonas de contacto dio lugar al quechuañol, una lengua híbrida generalmente empleada por los descendientes aborígenes que intentan aproximarse al español, como lengua dominante. El quechuañol suele considerarse un intento de preservar la identidad y la herencia cultural aborigen de los jóvenes indígenas que comienzan a integrarse a la vida urbana.
Hoy por hoy, el quechua permanece vivo y actual. En efecto, esta lengua originaria se ha amigado con los avances tecnológicos. Entre otras cosas, existe una versión de Microsoft Word en quechua, por no mencionar que el quechua se ha incorporado a los currículos oficiales de los sistemas educativos de varias regiones sudamericanas. Evidentemente, a pesar de los vericuetos de la historia, el quechua aún tiene mucho por decir.

Video de una canción quechua


Lista de quechuismos
     http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Quechuismos_en_el_idioma_espa%C3%B1ol
 


  MORE ARTICLES:

 Chavela Vargas, una lección de vida
El Tahuantinsuyo: Un legado inca
La historia del Bolero
El río Amazonas
Machu Picchu, la cuidad perdida de los Incas
Los amantes de Sumpa
El día de reyes
La Nochebuena en América Latina
El día de los muertos
El origen de los nombres de los países latinoamericanos
La historia del tomate
Mario Benedetti